¿Qué pasa ahora que ha dicho “Sí”?

photo of a married coupleSi bien la planificación de una boda puede causar mucho entusiasmo, también, puede ser extremadamente agotadora. Una mezcla de detalles interminables, fechas límites, estrés y un gran costo son parte ineludible de la preparación para hacer que el gran día sea especial.

Según costofwedding.com, el costo promedio de una boda es de $26,645, sin incluir la luna de miel. Cuando el costo supera $1,500 solo para ponerse la vestimenta adecuada, elaborar un presupuesto se convierte en algo fundamental. Cuando se trata de los demás detalles, los próximos recién casados necesitan ayuda.

Los anillos, la recepción y el fotógrafo. Luego, aparece una gran cantidad de costos pequeños que, posiblemente, no esperen. Las personas pagan eso de diversas maneras, ya sea gracias a la familia, con ahorros, tarjetas de crédito o con préstamos para bodas.

La mayoría de las parejas invierten $7,000 en anillos, $13,500 o más en la recepción y otro $2,500 en fotografías o videos. Si está en los comienzos del proceso, es probable que ni siquiera haya averiguado los precios de transporte, los hoteles para los invitados, las citas con el peluquero, un organizador de bodas, los arreglos florales, las invitaciones y más.

Hay mucho en qué pensar.

Después de horas eternas de trabajo y planificación, es posible que se pregunte: ¿cómo voy a pagar todo esto? Una incontable cantidad de dólares se destina a hacer que su día sea elaborado, hermoso y espectacular. Entonces, ¿cómo afronta ese gasto?

Comience a ahorrar para su boda

Si aún no lo ha hecho, comience a apartar, al menos, un monto mínimo por semana. Este es el momento. Abra una cuenta de ahorros especial para la boda y establezca una asignación de depósito directo para que vaya a ese fondo. Provendrá directamente de su cheque de pago y no lo notará.

Obtenga un préstamo para bodas

Muchas instituciones financieras ofrecen préstamos específicos para recién casados con tasas de interés especiales que ayudan a las parejas a afrontar los costos de la boda. Un préstamo para bodas puede usarse para esa deuda o para cubrir artículos más pequeños, como entretenimiento o flores.

Abra una línea de crédito (si es necesario)

No se recomienda pagar a crédito, pero, a veces, es necesario. Si uno o ambos tienen una buena calificación FICO (en general, 680 o superior), no debieran tener problema para obtener 0 por ciento de una APR promocional en una tarjeta de crédito. Esto le dará, aproximadamente, un año de gracia para pagar el saldo de su “tarjeta de boda” sin interés.

Es muy importante mantenerse dentro del presupuesto, ya que las tarjetas de crédito fácilmente nos tientan a elegir productos de mejor categoría y más caros. ¡Comprador, esté atento!

Cuando se prepara para su gran día, es fácil sucumbir ante el estrés que trae aparejado el planificar y pagar. Existen muchos detalles menores que son necesarios para lograr una boda de cuento de hadas. Pero, no se preocupe: tenemos todo planificado para usted. Revise esta lista de verificación útil que incluye casi todo lo que debe tener en cuenta (ya sea a nivel financiero o de otra índole) al planificar su gran día.