Ya sea que este fuese el primer año en que considera pedir un préstamo para estudiantes o que haya estado pidiendo préstamos desde hace varios años, hay varias preguntas que debe hacerse.

  1. ¿Cuánto tiene de deuda y cuánto está dispuesto a tener?

    Realmente necesita conocer sus límites. Por ejemplo, quizás quiera fijarse un límite por debajo de $40,000 si está comenzando la universidad a los 18 años y no está seguro sobre su especialización, pero puede que quiera un límite más alto si es mayor, si ya ha trabajado unos años y está completamente seguro acerca de su elección de carrera y especialización. Esta cifra se complica cuando está cerca de graduarse. Esperar un año para graduarse a fin de no tener préstamos para estudiantes no siempre tiene sentido.

  2. ¿De cuánto será su pago una vez finalizada la universidad?

    Con la calculadora de reembolso de préstamos, puede ver fácilmente de cuánto será aproximadamente su pago del préstamo federal para estudiantes luego de graduarse. Sin embargo, el cálculo podría no ser preciso si tiene FFEL, antiguos préstamos federales para estudiantes emitidos por bancos. Cuando inicie sesión en studentloans.gov, podrá ver si sus préstamos son FFEL. El motivo para que sus opciones no sean precisas es que los préstamos FFEL se pueden consolidar o reconsolidar en préstamos directos. Entonces, podría tener opciones de préstamos y pagos adicionales disponibles. Por ejemplo, los pagos "Pay as You Earn" (Pague mientras gana), relacionados con los ingresos, no se encuentran disponibles para prestatarios FFEL, excepto si el préstamo está consolidado en préstamos directos. La condonación de préstamos para servicios públicos, en la cual el saldo restante de sus préstamos se condona luego de 10 años de pagos con un empleador calificado de servicios públicos, tampoco se encuentra disponible para usted a menos que haya consolidado en préstamos directos. Cuando tenga dudas sobre el importe de sus pagos con el monto actual que pidió prestado y el monto que planea pedir, comuníquese con la oficina de ayuda financiera o con el servicio de préstamos. Ambos están para ayudarlo. graduation

  3. ¿Tiene otras formas de pagar la universidad?

    Esta pregunta tiene dos facetas. ¿Pueden el trabajo, los subsidios o las becas reducir el monto de su préstamo para estudiantes? ¿Necesita pedir préstamos para estudiantes en caso de que el trabajo no resulte? Por ejemplo, aconsejo a quienes tienen un empleo nuevo, y que no cuentan con uno o dos meses de ahorros, pedir prestado un poco más en caso de que el empleo no dure. Sin embargo, recibir dinero adicional por medio de becas o subsidios debería reducir siempre el monto que pide prestado.

  4. ¿Podría reducir su presupuesto?

    Reducir los gastos puede llevar a reducir el monto que pide prestado. Revise su presupuesto para buscar formas de recortar que no requieran mucho esfuerzo. No haga recortes excesivos en gastos que puedan ayudarle a encontrar su próximo empleo. Por ejemplo, no recorte su presupuesto para actividades relacionadas con la carrera, como establecer redes de contactos en eventos de asociaciones de marketing, si desea un empleo en marketing. También evite hacer recortes en alimentos saludables. Cuando era una estudiante de primer año, le dije a mis padres que podía vivir con un presupuesto semanal de $18 para comestibles. Comía fideos ramen, pasta y atún de bajas calorías. Aumenté 10 libras y no me atuve al presupuesto. Duré dos semanas con ese presupuesto y luego comencé a comer fuera. Si hubiera hecho un presupuesto realista para una dieta saludable, no tendría que haber salido a comer tanto afuera. Si necesita ayuda para armar presupuestos de comestibles o de otras cosas, hable con amigos y familiares o comuníquese con las oficinas de administración de dinero del campus.

Publicado originalmente en iGrad.com. Utilizado con permiso.