A veces, los propietarios de viviendas necesitan dinero para aquellos gastos inesperados. La buena noticia es que pueden acceder al valor neto de la vivienda para obtener el dinero que necesitan.

Hay dos maneras de hacerlo: préstamos sobre el valor neto de la vivienda y líneas de crédito sobre el valor neto de la vivienda o HELOC.

Los préstamos sobre el valor neto de la vivienda y las líneas de crédito sobre el valor neto de la vivienda tienen cosas en común. No obstante, existen algunas diferencias que debe comprender. Al conocer ambos, estará más preparado para tomar la decisión más beneficiosa para usted.

¿Qué tienen en común las líneas de crédito y los préstamos sobre el valor neto de la vivienda?

Tanto las líneas de crédito como los préstamos se consideran segundas hipotecas. Además, ambos están garantizados por su propiedad. En términos generales, las líneas de crédito y los préstamos sobre el valor neto de la vivienda tienen plazos más cortos (por lo general, de 5 a 15 años). Las primeras hipotecas tienden a ser por un plazo de 15 o 30 años.

Ahora que entendemos lo que tienen en común las líneas de crédito y los préstamos sobre el valor neto de la vivienda, vamos a ver qué en qué se diferencian.

¿En qué se diferencian las líneas de crédito y los préstamos sobre el valor neto de la vivienda?

¿Cómo funciona un préstamo sobre el valor neto de la vivienda?toy house

De las dos maneras que hay para usar el valor neto de la vivienda, el préstamo sobre el valor neto de la vivienda es más directo. Funciona de manera muy similar a una hipoteca o a otro préstamo tradicional y, generalmente, no hay características especiales, como pagos solo de interés.

El préstamo sobre el valor neto de la vivienda es un préstamo por un monto total fijo que se paga en un período determinado. Esto significa que tiene una tasa de interés fija y los pagos son iguales todos los meses. Como los préstamos sobre el valor neto de la vivienda están estructurados de esta manera durante un período específico, se los conoce como "préstamos a plazo". Después de que solicita su préstamo sobre el valor neto de la vivienda, este se aprueba y recibe el dinero, ya no puede pedir prestado más dinero.

¿Cómo funciona una línea de crédito sobre el valor neto de la vivienda?

Lo que distingue a una línea de crédito sobre el valor neto de la vivienda de un préstamo sobre el valor neto de la vivienda es su flexibilidad. Es una opción flexible que se basa en cómo se estructuran las líneas de crédito y cómo usted puede acceder a su efectivo. En lugar de recibir un pago total, tiene acceso a un monto reservado de dinero durante un período determinado. Puede tomar poco o mucho de acuerdo con la situación. Para muchos, es una manera más práctica de usar el valor neto de su vivienda y se adapta mejor a sus necesidades.

Digamos que tiene una línea de crédito por $15,000. Luego toma $5,000 de la línea de crédito. A continuación, devuelve $2,000. Deberá $3,000 de su línea de crédito con un monto disponible de $12,000 para que lo utilice cuando lo necesite.

En cierto sentido, funciona de forma similar a una tarjeta de crédito, pero usando el valor neto de su vivienda. No obstante, con una línea de crédito sobre el valor neto de la vivienda, el interés suele ser más bajo que con una tarjeta de crédito.

Comprender mejor permite tomar mejores decisiones

Ahora que comprende los conceptos básicos de las líneas de crédito y los préstamos sobre el valor neto de la vivienda, puede tomar una decisión más informada. Al saber de qué manera funciona cada uno, puede decidir qué es mejor para sus necesidades financieras específicas.

Si desea saber más acerca de las líneas de crédito o los préstamos sobre el valor neto de la vivienda, comuníquese con nuestros expertos en préstamos. Nos complace ayudarlo.