¿Cuál es la diferencia?

Si usted es parte de los dos tercios de estadounidenses que tienen pocos ahorros o ninguno, en algún momento necesitará un préstamo personal o una línea de crédito para compras urgentes o emergencias.

Estas son dos opciones populares para personas que necesitan fondos sin garantía rápidamente, siempre que tengan ingresos estables y una calificación crediticia decente.

Si bien los préstamos personales y las líneas de crédito son muy similares y pueden utilizarse para pagar las mismas cosas, tienen algunas diferencias clave que pueden ayudarlo a determinar cuál es mejor para su presupuesto.

La utilidad de cada uno varía según el propósito. Cada opción posee sus ventajas inherentes. Por eso, analicemos las pequeñas diferencias que pueden definir su elección.

Aspectos básicos de los préstamos personales y las líneas de crédito

La primera pregunta que debe hacerse es cuánto dinero necesita. La gran diferencia entre los préstamos personales y las líneas de crédito es la distribución.

Los préstamos personales se otorgan en un pago total sobre el cual se acumulan intereses de inmediato. Una línea de crédito, que es muy similar a una tarjeta, le otorga un monto fijo para retirar cuando necesite.

Por eso, todo depende de sus necesidades. Si sabe exactamente cuánto necesita, quizás le funcionen mejor los préstamos. Si utiliza el dinero para un monto indeterminado, la línea de crédito puede ser su mejor opción.

Las líneas de crédito son flexiblescouple

El crédito es flexible de dos maneras. En primer lugar, puede retirar lo que necesite y a medida que lo necesite, y solo paga el interés de lo que tomó prestado. En segundo lugar, tienen tasas variables que generan pagos fluctuantes que no son necesariamente ideales para los presupuestos ajustados.

Pero como los préstamos personales se otorgan en un pago total, es posible que no funcionen para gastos continuos como mejoras para la casa o planificación de bodas.

Los préstamos personales son predecibles

Muchos préstamos personales incluyen una tasa con porcentaje anual fijo que le permite al prestatario conocer el pago mensual y organizar el presupuesto en función de esto.

Si, por ejemplo, necesita el dinero para un gasto inesperado, como una reparación del automóvil, el cambio de un electrodoméstico grande o una emergencia con su mascota, entonces obtener un monto particular y un pago predecible es una buena manera de manejarlo.

Las líneas de crédito son una buena red de seguridad

Puede obtenerlas en cualquier momento y tener el dinero listo para cuando lo necesite. Puede guardar intacto el dinero durante años y no pagará intereses.

Muchas personas suelen utilizar las líneas de crédito como redes de seguridad para costos no planificados o como una protección contra los sobregiros para las cuentas corrientes.

Los préstamos personales pueden arreglar los desastres de los créditos

budget

Si ha abierto demasiadas "redes de seguridad" y cayó sobre ellas varias veces, un préstamo personal es una buena manera de organizar sus finanzas.

Una tasa fija y baja puede transformar varias declaraciones con saldos altos, fechas de vencimiento y pagos, en una sola factura de la cual puede hacerse cargo más fácilmente y de manera previsible.

Todos necesitamos dinero que no tenemos cada cierto tiempo. Hable con alguien de su cooperativa de crédito o banco que lo ayude a tomar la mejor decisión, o solicite por Internet un préstamo personal o una línea de crédito ahora para comenzar con el proceso ya mismo.

¿Está listo para enviar una solicitud?

¡Haga clic aquí para comenzar!